Análisis de Entorno y Evaluación de Riesgo en el contexto político, social, económico de Latinoamérica.

@APIntegra

domingo, 25 de noviembre de 2012

"Crónicas de una muerte anunciada: Cadivi-Sitme apocalipsis cambiaria"




Caracas 25 de Noviembre 2012
Aura Marina Palermo
Analisis de Entorno
@APIntegra

Venezuela una economía de puerto donde todo lo que consume el venezolano es importado y lo fabricado en el país tiene de una u otra forma  algún componente foráneo, sin embargo desde hace nueve años el acceso a las divisas se encuentra controlado a través de la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI) la cual ya se encuentra desgastada asignando dólares baratos subsidiados por el Estado. En el 2010 nace el SITME un mercado alternativo para darle respiro después del cierre de casa de bolsa pero más que un remedio se convirtió en una vía de escape para acceder a divisas sin mayor control solo unas condiciones que pocos comprenden y sin pensar en futuras fiscalizaciones todos acceden.

En el ultimo trimestre del 2012 CADIVI tranco el grifo, se intensificaron las investigaciones preventivas y SITME se encuentra ofertando niveles mínimos históricos similares a los de la primera semana de iniciar operaciones, donde se tranzo esos montos porque ni siquiera existían lineamientos oficiales por parte del BCV, por lo cual la banca operó con borrador de posibles lineamientos, esto caracterizó a las jornadas de prudencia por parte de muchas empresas.

Muchas empresas vieron al SITME como la solución a todos sus problemas y otros como una gran fiesta, norma vacía, condiciones confusas, requisitos que no permiten mayor control, solo una declaración jurada basada en listas de códigos arancelarios que, en su mayoría, los usuarios ni revisan para saber cual condición les aplican, todo esto llevo a los mismos a cocinar un arroz con mango en el actual esquema cambiario, un todos contra todos, no importa el medio ni la norma  que realmente aplica lo importante es acceder a los verdes para no bajar la Santa María.

La oferta del SITME se quedo corta ante la demanda y no en esta última semana sino hace mucho. Todo lo que CADIVI no considera prioritario lo manda para el SITME modificando listas y creando nuevas (caso estudiantes) adicional que ningún ente, ni banca, ni BCV aclara las condiciones para acceder las cuales parecen una adivinanza redactada como trabalenguas. Es por ello que como todos acuden a SITME, bien sea por desconocimiento o por vivos, es otro elemento que ha colapsado el mecanismo Alternativo.

Ahora si a la sequia de divisas le sumamos el colapso de los entes involucrados en el proceso de importación  (Muelles, Aduanas, Ministerios /Certificados de no Producción CNP, Permisología, etc.) nos encontramos ante un colapso en materia de importaciones,  reposición de inventarios,  la inflación y escases van a ser nuestro regalo de reyes magos si la situación actual no se optimiza.

El esquema cambiario CADIVI-SITME-BONOS está totalmente colapsado al igual que el proceso de importación aguas abajo al pago.

Nueve años de control de cambio han llevado al desgaste de las estructuras y colapso de las mismas. El ambiente actual es similar a los tiempos previos al cierre de las Casas de Bolsa la diferencia es que El Mercado Licito es controlado por el ejecutivo, entonces a quien culpar por este colapso apocalíptico del mercado cambiaro en Venezuela???

El presupuesto de CADIVI se queda corto ante la cantidad de solicitudes… el único que mas que colapsar nace y crece ante este colapso es el Sucre, sin embargo este no es un mecanismo paralelo a CADIVI es un instrumento de pago que debe pasar por todo el proceso igual que los demás, la diferencia es a la hora de liquidar las divisas y si está funcionando, pero igual tiene su traba silente de los CNP.

Aquellos que apuestan a una devaluación, históricamente demuestran que cuando dicen “no se va a devaluar” no devalúan (2005-2010) eso si hacen maromas operativas que incrementan la tasa de cambio, aumentan las trabas operativas para cerrar mas el embudo cambiario, pero “eso no es devaluación”……

Nada en la vida es azar y el control de cambio en Venezuela menos,  es un rompecabezas de piezas sueltas que con los años encajan en el momento correcto para sus mentores, lo cual es el apocalipsis para los importadores.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Normas difusas dificultan funcionamiento del Sitme


En la práctica las empresas creadas recientemente han quedado fuera

imageRotate
La demanda supera a la oferta y funcionarios bancarios indican que personas naturales esperan hasta ocho meses por las divisas OSWER DÍAZ/ARCHIVO
VÍCTOR SALMERÓN |  EL UNIVERSAL
domingo 2 de septiembre de 2012  12:00 AM
En junio de 2010 el Gobierno puso en marcha al Sitme como una manera de ampliar las opciones para obtener dólares, pero una demanda que supera ampliamente a la oferta y normas poco claras que generan temor o interpretaciones diferentes en cada banco, han creado un sistema opaco y lento. 


En el Sitme las empresas y particulares utilizan a las entidades financieras como intermediarios a fin de comprar bonos en divisas en el Banco Central que luego revenden en el exterior para adquirir dólares al tipo de cambio de 5,30 bolívares, pero no todos tienen la opción de tocar la puerta. 



Las normas redactadas por el Banco Central indican que solo pueden comprar dólares en el Sitme quienes no importen productos incluidos en la lista de bienes prioritarios que han elaborado las autoridades, ya que este mercado es atendido por Cadivi, el organismo que distribuye los dólares al tipo de cambio de 4,30 bolívares. 



Si el producto a adquirir se encuentra en estas listas, sólo es posible acudir al Sitme si la empresa no ha recibido dólares en Cadivi durante noventa días y, por último, se encuentran los "importadores de bienes de capital, insumos y materias primas". 



Funcionarios de entidades bancarias explican que estas normas tan escuetas dejan abiertas dudas que cada banco a resuelto a su manera. 



"Una de las cosas que ocurre frecuentemente es que para obtener dólares en Cadivi a los importadores les piden un certificado de que lo que van a importar no se produce en el país. Si se los niegan acuden al Sitme. ¿Es legal? Las normas no dicen nada, algunos bancos procesan la solicitud otros no", dice un funcionario bancario que prefiere reservar su identidad. 



Otra zona gris es la supuesta potestad que tienen los importadores de bienes de capital, insumos y materias primas de acudir al Sitme porque en la práctica esta opción ha sido eliminada por la mayoría de las entidades financieras. 



Aura Palermo, directora de Ap Consulting Group, una empresa que asesora a compañías en materia cambiaria señala que "este punto de las normas quedó en el aire". 



En un intento por establecer controles los bancos han disminuido al mínimo los dólares que procesan para empresas recién creadas, dificultando el camino para quienes desean invertir. 



El temor de las entidades financieras es que se trata de "empresas de maletín", creadas únicamente para recibir dólares en el Sitme y revenderlos de manera ilegal. 



La Superintendencia de Bancos comenzó a auditar las transacciones en el Sitme exigiendo a las entidades financieras todos los eslabones de la cadena de cada operación que supervisa, es decir, cuál empresa compró bonos, qué argumentó al momento de solicitar las divisas, a qué precio adquirió los títulos, cuál fue la ganancia del banco en la transacción. 



Viajes y bonos 



Las personas naturales también pueden acudir al Sitme, entre otros fines, para obtener dólares que permitan viajar al exterior, pero al igual que con las empresas, hay una serie de dudas en la banca. 



Algunas entidades financieras procesan las solicitudes sin que la persona ya haya agotado el cupo de Cadivi, mientras que otros los entregan como un complemento que el solicitante suele recibir meses después de que realizó el viaje. 



En un entorno donde el gasto del Gobierno dispara los bolívares en la economía y el tipo de cambio del Sitme es percibido como muy barato la demanda se ha disparado y supera abiertamente el promedio de 40 millones de dólares diarios que distribuye el sistema. 



Las empresas deben esperar hasta cuatro meses para recibir las divisas que solicitan en el Sitme y en el caso de los particulares hasta ocho meses. 



Nelson Merentes, presidente del Banco Central, ha señalado que tiene suficientes bonos para garantizar la operatividad del Sitme durante lo que resta de año. 



No obstante, el informe El Tesorero, elaborado por la firma Síntesis Financiera, indica que "según nuestros cálculos, el stock de papeles transables en Sitme en la cartera del BCV es de unos $1,8 millardos; si el BCV cubre la totalidad de la oferta en el Sitme, ese stock alcanzaría hasta finales de septiembre a razón de $40 millones diarios. Si cubre solamente el 80% (el resto provendría de otras instituciones) alcanzaría hasta mediados de octubre. 


martes, 24 de julio de 2012

Convenio Cambiario 20: ¿Oxigeno o Cianuro para la Agonía del Control de Cambio?



Caracas 24 de Julio 2012
Aura Marina Palermo
Analisis de Entorno
@APIntegra


Durante casi una década Venezuela se ha caracterizado por tener un control de cambio férreo sobre la libre convertibilidad de los bolívares a moneda extranjera, el cual ha pasados por varias etapas y mecanismos pero siempre manteniendo como matriz a CADIVI, sus derivados o mercados alternativos han sido las Casas de Bolsa derogadas en el 2010, dándole paso al SITCOME y el SITME, por tanto en paralelo la normativa ha sufriendo transformaciones tanto de forma como de fondo en el paso del tiempo. En este sentido, recientemente se ha sumado el Convenio Cambiario No 20 de reciente promulgación según Gaceta Oficial No. 39.968 de fecha 19 de julio de 2012.

En este breve análisis nos enfocaremos en los artículos 2 y 3, los cuales afectan directamente al usuario, tanto persona natural como jurídica privada.

Oxígeno:
Diversos expertos han señalado que dicho convenio da oxígeno a la restricción que sobre las divisas estadounidenses mantiene el actual Gobierno Venezolano. En parte es cierto, pero solo para aquellas personas naturales que venían excluidas en cuanto al derecho de adquirir divisas vía SITME por no tener una cuenta en moneda extranjera, siendo para éstos, una alternativa positiva el nuevo mecanismo, pues el convenio vendría a ser una especie de respiro u oxígeno.

Es importante destacar que, el usuario podrá apertura cuenta en el extranjero a través de Bancos Universales “Autorizados”, (aun no está definido cuales serán) más esto no significa que podrá abrir desde el Banco Universal X en Venezuela una cuenta en divisas en el mismo Banco Universal X en el extranjero. El convenio solo autoriza a recibir a los mismos fondos en divisas y depositarlos en la cuenta que mantiene dicho Banco Universal X Venezolano en Banco Central de Venezuela (BCV) en moneda extranjera, en otras palabras BCV es el que tendrá en custodia las divisas por tanto toda la información-control; el banco universal solo será intermediario en las operaciones de depósitos en moneda extranjera y solo podrán movilizar los dólares mediante retiros totales o parciales en moneda de curso legal en el país (es decir Bs.) al tipo de cambio oficial vigente (sin saber todavía a que tasa); o por medio de transferencias, así como cheques del banco depositario “girando contra su corresponsales en el exterior instrucciones de debito para pagos de gastos de consumo y retiros efectuados con tarjetas en el también en el exterior (Personas Naturales).

Es importante destacar que este mecanismo, no es para ahorrar o hacer inversiones salvo las indicadas en la Ley de Ilícitos Cambiario (CADIVI, Sistema de Colocación Primaria de Títulos de Moneda Extranjera (SITCOME) o del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda extranjera (SITME), los cuales son administrados y regulados por el BCV. donde el convenio claramente indica que es destinado paraFondos en moneda extranjera de origen licito de acuerdo a los instrumentos establecidos en el esquema cambiario vigente. De allí la importancia de recordar que las divisas oficiales que asigna el Estado tienen un fin definido tanto para personas naturales como para jurídicas, salvo emisiones primarias de bonos (SITCOME) que no está delimitado el uso, sino la categoría para participar.

Cianuro:
La primera interrogante y una de las mayores preocupaciones derivadas del convenio es: ¿Será este el único mecanismo de movilización de las divisas para poder acceder a moneda extranjera según lo establece la ley de Ilícitos Cambiarios? En otras palabras ¿Será un mecanismo alternativo, una opción, más no obligación?

Operativamente, no podemos analizar el convenio de manera aislada debe vincularse con la norma CADIVI-SITME; Recordemos que las resoluciones del BCV para personas jurídicas vigentes señalan los siguientes escenarios para adquirir divisas:

Códigos Arancelarios que no están en las Listas 1 y 2: El SITME y SITCOME (cuando en algún momento lo incluyen en las categorías) son su instrumento natural para acceder a divisas, no tienen acceso a CADIVI (en términos coloquiales la operatividad es sencilla: va al banco solicita SITME una vez adjudicado se negocian los títulos en el mercado internacional, las divisas las depositan en la cuenta en moneda extranjera de la empresa, la cual está en la “obligación” de transferir dichas divisas al pago del proveedor para cumplir con el pago de la factura correspondiente.

Códigos Arancelarios que están en las listas 1 y 2: Su instrumento Natural es CADIVI, SITME es un mercado alternativo para las empresas que presenten retrasos de más de 90 días (en otras palabras deben pedir las divisas a CADIVI obligatoriamente) y no han le han asignado ALD o Código de Reembolso, el usuario renuncia a las divisas (AAD) en el portal de CADIVI y ante el operador cambiario con el modelo de renuncia publicado en la Normativa vigente en Banco Central de Venezuela a partir del 01 de Enero del 2012, http://www.bcv.org.ve/c7/modelos/renunciasoladq.doc ante el operador cambiario para luego proceder a solicitar SITME, el cual una vez adjudicado (con suerte el tiempo promedio de la banca es de 90 días), se negocien los títulos en los mercados internacionales, para la adquisición lícita de divisas, siendo éstos depositados en la cuenta en dólares de la empresa domestica, para luego el importador venezolano proceder a girar instrucciones de transferir el pago de la factura al exportador del bien o servicio originalmente solicitado y autorizado su embarque por CADIVI (AAD).

Mensualmente la Banca Universal Autorizada para estas operaciones están obligados a enviar a BCV la información detallada de los fondos que mantenga en moneda extranjera, tal como lo establezcan los manuales, instructivos y circulares (aun no han sido publicados) dictados por el ente regulador para el mantenimiento de las cuentas autorizadas.
Haciendo un paréntesis del convenio 20 recordemos que después de 2 años aun la norma del SITME presenta un gran vacío dejando a libre interpretación y acceso al instrumento en lo que respecta específicamente a las Personas Jurídicas, en consecuencia la gran mayoría de las empresas importadoras no aplican el deber ser de la operatividad del esquema cambiario vigente, en muchos casos por una norma confusa, en otros por viveza criolla; lo que si está claro es que, el Convenio Cambiario 20, le da al Estado mayor supervisión y control de las operaciones, uso y destino de las divisas que los Venezolanos acceden de una u otra forma en el SITME, destacando que sobre las espaldas de los usuarios pesa toda la responsabilidad, al firmar una declaración jurada donde dan su “palabra” de cumplir lo establecido en las normas cambiarias, las cuales puede consultar en  los link anexos: http://www.bcv.org.ve/c7//modelos/djuradapjac.doc 

En términos más coloquiales, los vivos no serán los más afectados sino los que pecan por falta de información correcta sobre el tema. Sin embargo, en base a la información hasta ahora conocida, es prematuro sacar conclusiones, siendo necesario esperar el instructivo relacionado al Convenio Cambiario No 20.

Para finalizar, en caso de que lo definan como el único mecanismo para hacer uso de los instrumentos cambiarios lícitos, el Convenio Cambiario No 20 mas que “Oxigeno” será “Cianuro” para las empresas que importan, representando una muerte dolorosa que a más de uno le causara una parálisis respiratoria y efectos mortales, posiblemente convirtiéndose en una pieza del rompecabezas de la “norma caza bobos” como he denominado desde sus inicios al Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME).

viernes, 11 de mayo de 2012

El horno de las “papas calientes” de CADIVI se llama SITME.





















Caracas 10-05-2012 
Aura Marina Palermo
Analista de Entorno
@APIntegra                                                                                                                                                                                                                                                                 

En el 2010 el esquema del control de cambio venezolano se modificó drásticamente. Cierran casas de bolsa, los títulos valores pasan a ser considerados divisas y nace el SITME para “desahogar” a CADIVI en aquellos rubros considerados no prioritarios y empresas que no tengan urgencia en cancelar a sus proveedores (facturas con más de 90 días a la espera de ALD o SICAP).

Es importante destacar que el SITME no es un mecanismo diseñado para cubrir todas las categorías que requieren divisas. Existen diversos escenarios que no están amparados ni en CADIVI ni en SITME, por lo cual el único mercado lícito para adquirir divisas son los Bonos. 

Las emisiones primarias del Estado y PDVSA son la “única” vía que tienen los venezolanos que no aplican en el esquema cambiario vigente para acceder a divisas legalmente, así como pueden observar encontramos un esquema cambiario de “diseño organizado” pero “muy mal aplicado”. 

Un circulo vicioso donde lo “prioritario es priorizado” en cada uno de los mecanismos, privando así a los que no son “prioridad para el Estado” de sus derechos económicos de acceder legalmente a los instrumentos cambiarios diseñados por el gobierno para cubrir sus necesidades de divisas de estos ciudadanos. 

CADIVI le da prioridad a códigos arancelarios categorizados en las listas 1 y 2, “teóricamente” SITME le da prioridad a los códigos arancelarios que no están en las listas 1 y 2 (su mercado natural), cosa que no está sucediendo en la práctica ya que la norma se aplica de manera anárquica dejándolo a la buena fe del usuario.

Las emisiones de bonos le dan prioridad a los rubros prioritarios inscritos en CADIVI y a la banca (pública-privada) para alimentar al SITME, personas naturales y jurídicas que no aplican en estas categorías pero los bonos son su único mercado se quedan como novias de pueblo mirando para el techo, porque lo que adjudican si es que los toman en cuenta es algo así como una muestra medica.


Ya no es devaluación, ahora se le denomina "priorización"


La publicación en la Gaceta Oficial 39.904 de la Resolución Nº3147donde anuncian las actividades académicas prioritarias para la adquisición de divisas vía CADIVI, es un golpe bajo para todos aquellos ciudadanos venezolanos que deseen iniciar alguna actividad académica en el exterior y que no sea considerada prioritaria por el Ejecutivo Nacional. 

A partir del 08 de mayo 2012 fecha en que entra en vigencia la providencia 110 de CADIVI, todo ciudadano que aspire iniciar actividades académicas en el exterior no tiene garantía alguna de ser adjudicado y mucho menos el tiempo exacto para que esto ocurra, sin contar que el monto anual destinado para dicha categoría en la resolución 11-11-04 es de 5.000, USD anuales. Lo cual se traduce a que si corren con suerte en la lotería cambiaria del SITME la tasa de cambio será de 5.30, ya no de 4.30, pero eso no es devaluación eso se denomina priorizar. 


Lo que no es prioridad es despedido de CADIVI pero hasta qué punto será bienvenido en el SITME ¿?

lunes, 26 de marzo de 2012

El Arte de “Guisar”




Caracas 26 de Marzo 2012
Aura Marina Palermo
Analisis de Entorno
@APIntegra


La forma creativa de preparar alimentos se denomina arte culinario y depende directamente de la idiosincrasia, los términos de conocimientos respecto a las materias primas, su forma de prepararlos, así como de los rituales sociales establecidos alrededor de la comida. En cada pueblo, cultura y región existen con características propias. En Venezuela hay uno muy peculiar desde hace nueve años que no se refiere precisamente a la cocina a pesar de que su especialidad es “Guisar”. 

En la cultura nacional “guisar” es el arte de hacer dinero fácil en tiempos difíciles, donde todo está controlado y la economía se ha “africanizado” (controles de cambio, de precio, gastos populistas, invasión reguladora, injerencia en la justicia, corrupción, etc.) no importa que el Estado quede desfalcado y los venezolanos honestos, productivos quebrados. 

La riqueza de nuestra “Gastronomía Financiera” como la denomino, se sustenta en la historia y en la confluencia de particulares estilos culinarios e insumos de los diferentes tipos de controles. Hoy, dedicaremos estas letras a una variación muy sonada en estos últimos años, no es la única, pero es una de las más codiciadas.


GUISO CAMBIARIO


El “Guiso Cambiario” es el plato predilecto de algunos venezolanos en períodos de controles. Su historia se remonta los años de RECADI donde un Chino popularizo ésta especialidad de enriquecimiento ilícito. No por ser el más famoso fue el único que se dedicó a guisar divisas. En la elaboración de este guiso se lucraron muchos funcionarios públicos y un sin número de empresas fantasmas y no tan fantasmas. 

Después que se destapó la olla ya el daño estaba hecho, el guiso se pudrió, el Estado quedó desfalcado y los autores del “Guiso Cambiario” en su mayoría, muy bien gracias! 

Años después, específicamente en el 2003, el Gobierno revolucionario implanta un nuevo control de cambio con el objeto de “frenar la fuga de divisas” así que la musa gastronómica cambiaría volvió a la palestra de muchos, a los 9 años de su creación CADIVI pasó a ser un “Súper Control”.

La Comisión de Administración de Divisas es la gran escuela del “Gourmet Financiero” de los controles de cambio en Venezuela, pero después de 8 años apareció un nuevo actor el cual se está llevando por los cachos a la comisión. El SITME.

Este último creado como complemento de la matriz cambiaria para aquellos productos considerados no prioritario y para los retrasos mayores de 90 días sin divisas oficiales,ha pasado a ser toda una delicia culinaria para los guisadores de oficio, es el El 'foie-gras' de las divisas.. y por qué esta peculiar analogía? 

El 'foie-gras' es el hígado de ganso, de oca o de pato hipertrofiado por una alimentación excesiva. Para conseguir el producto, en las granjas se inmoviliza a las aves, que se sobrealimentan para que así su hígado alcance el máximo desarrollo. No se trata de un hígado enfermo, sino de un hígado muy graso.

El SITME es una alternativa para acceder a divisas baratas con una normativa sana pero poco clara y sin mayor control, solo una declaración jurada, todo queda a la “Buena Fe” de los usuarios. En el foie-gras cambiario se están engordando de divisas las cuentas de los guisadores de oficio hasta el día que se inicien las fiscalizaciones, es en ese momento cuando se le explotará el hígado a más de uno que por dársela de  picaros  fueron cazados como bobos y otros, los más vivos, los grandes guisadores de oficio degustarán el placer de sus divisas baratas sin importarles nada, solo dirán muy bien gracias !

El “Guiso Cambiario”Plato típico Venezolano en tiempos de Control de Cambio